¿Libres o esclavas de los prejuicios?

Desde hace un tiempo en Occidente, puesto que en general ya no cultivamos el aprecio por la belleza en las escuelas ni en las casas, estamos permitiendo que toda esa bellísima urdimbre de tradiciones, conocimientos y contratos sociales se vaya diluyendo, y tanto académicos como políticos puedan considerarla impunemente una reliquia ideológica, un gasto inútil.

Nosotros, herederos del pensamiento Heleno, cultura en la que se basan nuestros estándares de belleza, para el caso; de belleza femenina: necesitamos resistir a los feismos que promueve un específico progresismo.

En especial el progresismo feminista que confunde a mansalva contextos antropológicos y al parecer desconoce nuestras raíces y nuestra herencia grecolatina.

Amiga feminista, tú que me lees. No desistas, no dejes de luchar. Pero por favor, piensa, detente un momento a pensar si es necesario abolir lo que somos (Occidente). Porque somos Occidente.

¿Por qué sería diferente la lucha perdiendo –necesariamente– esa percepción y cuido por las formas?

¿Es acaso obligatorio que su disrupción, su grito de rebeldía deba adaptarse y rechazar tales estándares?

¿Si finalmente somos libres, si vivimos en pleno siglo XXI y podemos protestar como queramos por qué no hacerlo cultivando principalmente nuestros saberes, salud y espíritu, en palabras de Zenón, esa dietética del alma, no creen?

No se dejen engañar amigas feministas, nuestros estándares no tienen que ver con la tradición capitalista, si es acaso esa la causa que las atribula. Viene desde mucho antes.

¿Acaso no se han fijado en las obras esculpidas por Fidias hace más de dos mil trescientos años atrás? Miren el tallado de «Atenea Lemnia» en la Acrópolis. Esas tres chicas de arriba son su continuación.

La verdadera pregunta sería ¿realmente queremos libertad, igualdad o respeto? Si queremos en realidad respeto…¿es esta la forma correcta de ganarlo?

Es una observación esteticista que ojalá deprede pronto la falsa analogía que brinda el empoderamiento mal encausado como exaltar el Reguetón, por ejemplo, y aquí no hablo sobre lo moral, que es lo más importante.

Curioso que Kant (naturalmente hombre de su época) En «Consideraciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime» no desfase lo ético de lo estético. En cierta medida lo segundo es un reflejo de lo primero.

Posdata:

  1. No es esta una imposición, solo es una descripción contextual y coyuntural de una circunstancia que es evidente (el que se asuma que nuestro estándar de belleza occidental sea producto del capitalismo, cuando tiene un origen heleno puramente, específicamente dorio que es el que es apropiado por los pueblos de la Heliade, que eran anteriores a la concreción de la magna Grecia de Pericles).
  2. Es mi punto de vista coincientizado y asumido porque nuestros valores (justificia, bondad, nobleza, virtud) son reinterpretaciones de la cultura clásica que luego en el renacimiento se ven reforzadas (por algo el renacimiento se llamó renacimiento).
  3. Es una observación y explicación de lo anterior que generalmente o se desconoce o se descontextualiza en el debate sobre los estándares de belleza. Que toda esa cultura haya sido creada por el hombre (patriarcado) en detrimento a la mujer no es lo que cuestiono o niego aquí.
  4. Mi punto central lo respaldo diciendo que, en cualquier lectura de los clásicos, desde Sófocles hasta Eurípides o desde Menandro hasta Jenofonte, yéndonos a lo escrito por Platón en el Criton, cultivar el carácter y la emoción (ataraxia), el ornamento (accesorio), no hace falta, según éste mucho pervierte el alma (noxopronoxis) porque nos lleva a la ambición por lo material. Básicamente cultivar eso es estético desde esa visión.

La duda

Visitando la duda, me ha sorprendido en la puerta una simpática interrogante. La soporto por educación, porque por muy simpática que sea, llega un momento en que resulta intimidante y hasta un tanto tenaz.
Me ofrece en una bandeja una rebanada de confianza, la cual rechazo al vuelo. Se sonríe amablemente pero me cae tan mal que hasta empiezo a pensar que se está burlando de mí.
La Indecisión ha tocado la puerta, al igual que yo ha venido por la duda, también la ha recibido la odiosa interrogante pero aún no se decide si entra o no… yo al menos estoy dentro, pero hasta que la duda no salga a recibirme, no pienso retirarme.
Los gemelos de interrogación habían olvidado sus sombreros, pasaron de prisa por ellos, pero alguna otra cosa esperan porque se han quedado pensativos parados en cada extremo de la casa. ¡Qué locura la de esos dos!

Mi amiga la preocupación está a punto de llamarme, lo sé…con lo puntual que es en todo. Me irrita el caos que hay en esta casa de haber sabido ni vengo, pero es difícil salir si no sale la duda, pues curiosidad no permite que uno se vaya sin verle, es muy insistente y aquí entre nos, a veces suele ser insoportable.

Doña Angustia me ha servido el té, me ha pedido que no lo deje enfriar…es muy atenta aunque su mirada asusta y luego de un buen rato de espera finalmente veo salir la duda y viene acompañada de culpa. Me saluda muy normal y me pide disculpas por haberme hecho esperar tanto. Me ha contado que ha vuelto a pelearse con su enemiga la certeza. Su rostro luce cansado, y después de escuchar su relato decido que mejor le dejo descansar.

Rechacé su oferta con sutileza, alcancé a ver una gran amiga que venía caminando y decidí disfrutar mi retorno a casa con ella… ¿la conocen? Se llama realidad

Cuando hay amor siempre hay lealtad

Si alguien te ha sido infiel, te han traicionado o lastimado emocionalmente…

No es tu culpa… son los vacíos que ellos mismos no han sabido llenar.

Pero sí quieres sanar, es importante entender nuestra responsabilidad, aceptar que mínimo tuvimos un rol en la historia.

Enfocados en el otro y su culpabilidad nunca ha servido a nadie de nada… sólo es el ego buscando su versión de la justicia.

Lo único que nos puede sanar es enfocarnos en nosotros, identificar las decisiones que nosotros tomamos para llegar a donde llegamos (empezando por el hecho de que nadie elige a nuestras parejas o amistades por nosotros).

Lo siguiente es dejar de juzgar a los demás, dejar de convertirlos en nuestros victimarios como si ellos guardaran la llave a nuestra felicidad con sus acciones o no acciones.

Esa es la creencia más desempoderante que existe.

Dejemos de basar nuestra felicidad en que otras personas “cambien” o cumplan nuestras expectativas según lo que consideramos correcto o incorrecto.

Por cierto, si has hecho alguna de esas cosas ¿qué tal te ha ido con eso?

¿Te sientes más en paz y feliz por odiar o culpar al otro?

Acuérdate de esto… no es lo mismo dolor que sufrimiento.

El dolor va a ser inevitable en la vida… personas se van a morir, relaciones van a terminar, personas se van a comportar diferente a como esperabas, y todo eso es parte de un proceso de vida en el que estamos descubriendo quiénes somos.

Pero quedarte estancado en el capítulo de tu vida en el que te dieron esa cachetada, y leerlo una y otra vez, pensar en los detalles de la cachetada, y agitar tu puño cerrado hacia el cielo preguntando por qué a ti… eso se llama sufrir. Y cómo dicen persona mucho más sabias que yo… el sufrimiento es totalmente opcional.

En resumen, si quieres ser feliz, hazte feliz. Deja de esperar que alguien más lo haga por ti.

De hecho es la única forma real de amar… amar porque nos gusta amar, no haciéndolo por una necesidad de recibir algo que ni siquiera yo me estoy dando a mí mismo.

Te vas a dar cuenta de algo… que la persona que más teme ser engañada es quién más propensa es a ser engañada… así como quién más necesita no ser abandonado se hace correspondiente con personas que lo abandonan.

Es lo que necesitaba experimentar para aprender que el amor vendrá de adentro de él, la admiración vendrá de adentro de él, no de alguien más.

Y solamente cuando ese ser entienda que sus emociones son un reflejo de cómo se percibe a sí mismo y cómo interpreta al mundo, y no lo que hacen las demás personas… sólo entonces podrá realmente amar sin necesidad, sin temor a ser lastimado.

¿Es un proceso? Sí. ¿Es fácil? No. Pero para eso estamos aquí todos.

No dejes que las acciones de otro amarguen TU existencia.

Al final las personas no nos hacen cosas… solo hacen cosas y nosotros decidimos cómo queremos interpretar lo que hacen.

Yo recomiendo el camino del vencedor que toma responsabilidad de su vida y sus decisiones… si alguien quiere sumarse, súper. También está el otro camino… el de la víctima. Ese barco va para otro lado… a lugares de dolor inimaginable e interminable.

Al final es una elección.

Sé que tienes poder sobre ti… pero para ejercerlo tienes que dejar de entregárselo a las demás personas.

Again… no es fácil, pero es necesario aprenderlo.

Me marché!


Pero el invierno llegó y debía seguir mi camino, buscar refugio, sobrevivir. Fieras y bestias amenazaban mis apresurados pasos, pero no tuve miedo de continuar adelante. Alguien me extraña? No podría saberlo. A quien extraño yo? Vaya que tontería… nadie es imprescindible. Todos caminamos al mismo lugar aunque tomemos rutas distintas… será verdad? A quien le importa..? A todos! Creo.

Mirar el cielo azul, donde vive ese Dios que adoramos y culpamos de nuestras miserias parece un consuelo pero no lo es… es pura distracción, hay que moverse, andar… alcanzar cosas que nos hagan sentir grandes. En serio… es necesario competir? O más bien, demostrar que podemos? Y por qué no hacerlo? Qué sentido tendría estar aquí sin razón ni nada que perseguir?

Es bueno irnos, salir de ese círculo vicioso. Saborear la vida… leer. Que lejos podemos llegar leyendo! A dónde quieres ir? Porque yo solo quiero ir a casa y pensar en mi plan de escape… para volver a irme, para sorprenderme…para aventurarme.

Curioso. Cada vez que me marcho para no volver regreso al mismo lugar…pero siempre me voy otra vez. Que eso es la vida te digo. 

Siempre hay algo…

Hay un suspiro dentro de cada uno de nosotros, un deseo sin cumplir o quizás interrumpido… un vacío, una huella.

Hay una travesura sin hacer, una idea engavetada… un beso que por fin sucede pero no supo a donde avanzar… una mirada triste, un paso equivocado, una música sin letra… una carta sin firma.

En cada uno de nosotros hay un motivo, una locura… un error, un olvido. Hay un nudo en la garganta que da miedo desatar…un recuerdo inoportuno, un chiste que ya no nos hace gracia porque sin esa persona especial ya no parece chiste.

Hay un verso escrito en prosa, una rosa marchita, un luna llena y una lluvia que ni siquiera nos moja.

En cada uno de nosotros hay una fuerza, algo que nos levanta del suelo de tan solo pensarlo. Hay una traición, un amor que nunca pudo ser… una lucha que nunca tuvo sentido… también todos dimos lo mejor a alguien que no merecía ni un saludo nuestro.

Todos tenemos un sueño sin cumplir, quizás  una vez cumplido ya no se ve tan interesante como cuando no lo podíamos tener… los amores imposibles que se logran dejan de ser tan intensos… y dejamos de ver lo bonito en lo que tenemos frente.

Se nos acaba el tiempo y seguimos dejando todo para luego… nos duele algo que ya debimos haber superado, amamos a quien no podemos abrazar…siempre hay algo. Algo nos falta…

Heridas

La cicatriz de las heridas, no importa el tiempo que pase, siempre van estar ahí…para que no la olvides nunca.

Hay heridas que nunca van a sanar, que nos toca vivir  con ellas y comprender que de forma  indefinida, tendremos que lidiar con todo lo que conlleva y sobre todo que mientras más tratemos de olvidar, menos posible será…pues aunque después de cierto tiempo deje de doler, siempre quedará la cicatriz.

Hay infancias llenas de traumas, por rechazo, por menosprecio, por bullying, por abandono… hay pubertades inundadas de dudas, de miedos y violación… hay adolescencias al borde del suicidio, llenas de silencio y ganas de gritar a todo pulmón y sacar de dentro algo que ni siquiera sabemos qué coño es.

Hay niñas que son obligadas a casarse cuando apenas habían terminado de vestir su muñeca favorita. Hay jovencitos confundidos que son empujados por algún familiar a hacer cosas espantosas, y abusados de una forma absurda y cruel.

Hay mujeres que temen estar solas porque la sociedad les ha metido en la cabeza que quedarse sola es un fracaso y terminan en una relación llena de dolor, mentiras y sufrimientos.  

Hay hombres que son víctimas de mujeres sin alma, que los llevan a un punto de desesperación y angustia que muy pocos podrían imaginar. Utilizan lo más preciado como sus hijos para chantajear, manipular y acosar a esos hombres que solo quieren ver crecer sus criaturas bien…

Hay madres que han tenido que ver morir sus hijos, que se quedaron con los brazos vacíos y el alma seca… hubieran dado su vida mil veces por la de su cría, pero les tocó quedarse sin abrazarles, sin verles más… y tener que llamarle vida a estar físicamente en un mundo donde siente que ya no pertenece.

Hay ancianos que lo dieron todo por su familia, y ahora han sido abandonados en un asilo porque todos están demasiado ocupados como para atenderlos.

Hay personas que pensamos con son frías y malas…  no logramos entender sus acciones y antes de cualquier cosa, rápidamente juzgamos su comportamiento y reacción ante la vida…sin embargo no sabemos el tamaño ni la magnitud de sus heridas… No conocemos ni sabemos el motivo para que lleve siempre ese caparazón evitando otro golpe quizá peor que el anterior

Cuando las palabras sobran…


Te dejo…. Y me preguntas que porque nunca te quise.

“Mis labios nunca dirán lo que tanto mis acciones te repetían a diario”

Quisiera con toda mi alma explicarte lo mucho que te quise y aún te quiero… me gustaría que te pudieras sentar a escuchar las veces que dejé de hacer cosas importantes para mí, solo para quedarme pegada a tu pecho escuchando los latidos de tu corazón, cuando al saber que iba a verte corrí como loca al salón de belleza a ponerme hermosa para ti… las tantas y tantas veces que miraba la puerta esperando que llegaras sin que tuviera que llamarte y pedírtelo…pero eso nunca pasó…cuando dormí con tu camiseta para sentir tu olor y como me reía sola recordando tus ocurrencias y tus pésimos chistes… esas veces que sentí celos y me los tragaba para no parecer una toxica amargada…cuando hacia investigaciones mejores que las del FBI para saber si me estabas engañando… las veces que pensé dejarte y no lo hice porque creí en ti y mandaba todo lo demás al diablo… cuando armaba un drama por todo tan solo para llamar tu atención y saber si en realidad te importaba mi felicidad… las veces que te mentí solo porque esa mentira te iba a regalar algún alivio o te haría confiar más en ti mismo… cuando hice el amor aunque no tenía ganas solo porque prefería complacerte y no hacerte sentir rechazado… cuando te dije que todo estaba bien que no te preocuparas a pesar que todo el mundo se me caía encima… las veces que no acepté tu ayuda económica porque sabía que tu no estabas en tu mejor momento y deje de hacer algunas cosas que me gustaban para gastar menos y no causarte más preocupación y deudas…cuando te ibas y luego cada carro que escuchaba deseaba que fueras tu que habías vuelto abrazarme… cuando me alejé de los que no estaban de acuerdo con nuestra relación… cuando mentías y me daba cuenta pero me hacia la loca para no volver a discutir…

Pero luego las cosas se tornaron feas y luego todo era discusiones y dudas… entonces entendí que nada de lo que hice fue suficiente para ti. Dejaste de ser atento, olvidaste los pequeños detalles, te daba igual dormir enojado conmigo… y decidí que no iba a seguir a tu lado. Entendí que merecía más y te dejé …

Si encima de todo tengo que explicarte porque lo hice, entonces no le veo sentido… si después de todo lo que hice para hacerte feliz me haces esa pregunta, es porque nunca lo viste… mis palabras no van a cambiar nada.

Entonces  simplemente te miro a los ojos y veo que estas esperando una respuesta… y me limito a decir:

-No sé…

Y te vuelves  ir, como tantas veces te fuiste… pero la buena noticia es que ahora deseo con todas mis fuerzas que no regreses… nunca más.

Hay hombres que inspiran…

Hay hombres que te devuelven la vida… se convierten en ese pequeño milagro que ya habías empezado a creer que no existía…

hombre-con-traje-moda-10858376

Te hacen sonreír como una idiota durante todo el día, te hacen llorar de felicidad con detalles que te conmueven… te quitan el aliento con orgasmos tan intensos que nunca pensaste que podrías experimentar semejante nivel de placer y éxtasis. Pero esos hombres no existen, son un invento nuestro, porque cuando te quedas con ellos ya nada va a ser igual…porque al tenerte siempre va a serte infiel, pues su alma romántica necesita vivir en una eterna conquista…

Hay hombres que te roban el alma… se proponen apagar tu luz porque no quieren que brilles y que alguien más vea todo eso maravilloso que ellos vieron en ti. Te vuelven adicta a su aprobación, te conviertes en una marioneta con tal de no escuchar esas palabras que te quiebran y te tienen rota por dentro…porque es imposible olvidarlas. Porque ya no las vas a borrar… y ese ratito de placer ya no es suficiente para seguir empeñando tu dignidad.

Hay hombres que son inolvidables…esos locos sueltos que te amaron tanto pero a su manera, y que quisiste retener a tu lado pero son ese tipo de hombres que si les quitas su libertad le estas quitando las ganas de vivir… y se transforman en todo lo contrario de la persona que te enamoraste… y dejarlos ir fue siempre lo mejor pero no lo mas fácil… ese vaivén en el que se convierte la relación, de volver y volver…hasta que ya se desgasta tanto todo que no da para más… y una noche mientras duerme, le devuelves sus alas y le das un beso en la frente para que se vaya al despertar y descubrir que puede volver a volar… pero que va, se queda porque ese tipo de relación solo se acaba cuando uno de los dos pierde el control…y explota.

Hay hombres que duelen…pero no porque ellos quieran causarte dolor…vienen a ti pero nunca trajeron la factura de garantía bajo su brazo. Te quieren, pero nunca te aman… te escuchan, pero nunca te comprenden. Esos hombres son heridas porque mientras más los amas, más profundo es la estocada… y lo peor es que él no es quien está sosteniendo el puñal para causarte daño… eres tú misma. Son hombres que dan mucha felicidad, pero solo por momentos… y te vuelves adicta a cada cosa que te hace o te dice… en serio vamos a seguir culpando a ese tipo de hombre porque nos miente? Ellos solo nos dicen lo que queremos oír… solo quieren escapar un rato de la realidad y nosotras somos protagonistas de esas fantasías… ellos no nos están engañando porque a fin de cuentas esos hombres, esos amores imposibles que duelen tanto tienen dueña y es a ella a quien traicionan… nadie nos miente realmente, diga lo que diga… cuando ambos sabemos la verdad.

Hay hombres que pasan desapercibidos. Estuvieron siempre ahí pero no nos dimos cuenta. Vemos su porte, su gracia y su valor solo cuando ya es tarde… cuando nos pasa por el lado de la mano de otra mujer…una que en silencio empezamos a envidiar porque estuvimos distraídas cuando él estaba dispuesto a todo… ese tipo de hombre se convierte en un suspiro… en algo que no pudo ser y lo peor que no lo vimos por estar pendientes de nuestro peor error.

Hay hombres que nos aman de verdad, pero casi siempre llegan en el peor momento…cuando acabamos de salir de una relación toxica y destructiva, cuando acabamos de jurar que nunca más vamos a enamorarnos…cuando estamos decididas a vengarnos de todo ese dolor que vivimos… y sin darnos cuenta le matamos en vida y lo llenamos de rencores que no son suyos y de lágrimas que se convierten en mentiras y traiciones…le quitamos lo bonito y lo soltamos al mundo hecho un monstruo que va hacer cualquier cosa con una mujer, menos amarla como nos amó…. Porque ya sabe cómo acabara todo.

Hay hombres cobardes, que logran enamorarte y convencerte a base de mentiras para que luego que caigas en sus redes, hacerte ver que solo eras una más… hombres que te muestran como es la vida en realidad y que sin hechos no debes confiar en ninguno… esos hombres un día encuentran una mujer que les hace lo mismo… y desearían regresar a pedirnos perdón, pero son tan cobardes que solo se quedan admirándonos desde lejos… y viendo lo mucho que perdieron y por siempre les pesa…

Hay hombres ricos de mente muy pobre… que piensan que sería mejor una mujer para mostrar como trofeo que alguien que en verdad los ame… esos hombres solo entienden el mensaje cuando dejan de ser ricos, o cuando la vejez les quita todo lo que el dinero no les puede facilitar.  Entonces ven esa mujer que una vez los amaba de forma incondicional pero ahora es ajena y la vida se convierte en un mar de nostalgia y de embriaguez infinita.

Hay hombres distantes…que, aunque estén a tu vera, nunca están realmente contigo. Que aunque sean tu pareja nunca han sido tuyos… que aunque te quieran con el alma, no te amaron nunca. Esos hombres van a hacer todo porque seas feliz, te van a querer bajar el cielo si fuera necesario…pero vas a sentir siempre que falta algo, porque, aunque te lo den todo, no los vas a tener nunca. Su corazón está cerrado y reservado. Tienen una mujer clavada en su alma… y nunca te lo va a confesar.

Hay hombres sabios… hombres torpes, hombres malos que nunca te harían daño, hombres buenos que podrían matarte… y lo peor de todo es que al final, cuando ya no están a nuestro lado, no podemos decirles todo aquello que hicimos y todas las amigas que entrevistamos y las revistas que leímos tan solo para verles felices… pero mejor nunca decirles nada, porque todos los hombres del planeta sin excepción alguna, al escuchar algo semejante de una ex va a asumir de forma automática que seguimos enamoradas y queremos volver a verlos y lo peor es que van a tratar de buscarnos para tener sexo…así que mejor que nos sigan recordando como la loca esa que los utilizó y que nunca los amó…

Termina la relación

77098954_3035267923168686_8762502005676572672_n

Si no te hace feliz, termina la relación.
Si no te comprende, si no te apoya…si sientes que abusa de tu buena fe…
Si ya no es lo mismo de antes, si no se ponen de acuerdo…
Si no quiere hacer las cosas como a ti te gustan. Si ya no te besa igual..si quiere irse de tu lado.
Si te ofende, no te respeta. Si sospechas que te está siendo infiel.
Si ya no hay confianza ni consideración….
Termina esa relación…porque si terminas con su vida en un momento de rabia, estarás acabando con la tuya al mismo tiempo, y no tendrías oportunidad de saber si después de ella había otra vida mejor, más sonrisas, mejores momentos.

Cuando le quitas la vida a una mujer, también le estás arrancando la madre a unos niños que crecerán llenos de dolor y sed de venganza, le arrebatas una hija a unos padres que quedan destrozados, le robas la mejor amiga a alguien que confiaba en ella, le quitas la hermana de unos hermanos que la necesitan para sus reuniones familiares, sus sobrinos ya no volverán a ver y abrazar su tía jamás,despojas a una sociedad completa de la esperanza y la calma de vivir sin miedo.

Una mujer que hoy te ama, mañana puede dejar de hacerlo. No debes obligarla a estar contigo. Si ya no funciona, déjala ir… no le quites el derecho de vivir. Agradece los momentos lindos que te pudo dar… y pide a Dios lo mejor para ella.

Ya vendrán cosas mejores… terminar una relación no es el fin de la vida… a veces es el inicio de la mejor parte. ¡y si acaso un día pierdes el control, pide a Dios alejar todos malos pensamientos de tu mente!

No termines con su vida y la tuya… termina la relación. No pasa nada… ¡vas estar bien!

Eros y Cupido

Los han visto solos a pesar que son hermanos caminando cada quien por su lado, en ocasiones se les ha llegado a ver tomados de la mano, son tan diferentes como todos los hermanos.

Uno se siente incomprendido a pesar que se le ve hasta en la risa de un niño, tal vez sea porque aún es un pequeño frágil, y sencillo…se le ve en todos lados en un abrazo sincero, en todas las familias, de los labios de un “te quiero” en cada instante de la vida está a nuestro alrededor aunque poco se le haga caso, se ha hablado mucho de él, en poemas dedicados y en la ternura de un beso, es la esencia de la vida, el que cura nuestras heridas, aunque parezca estar escondido presente siempre está Cupido.

Hay quienes hoy en día se preguntan en la vida ¿Donde estará Cupido? ¿Dónde estará el amor? ¿Dónde se habrá metido? el no se ha escondido, porque el se encuentra ahí donde estas tú.

El otro hermano se le ha visto en moteles, y en algunos rincones en burdeles y hasta en la cama del vecino, creando posiciones para añadir al kamasutra, aúnque suele ser más intimo se le ha visto en las redes sociales, comentarios sobre el abundan, se le ve en las miradas lujuriosas en el deseo de los adolescentes, en la lascivia que habita nuestras mentes en las relaciones de pareja ya teniendo años y en todos aquellos que solo buscan sexo que últimamente ahora con más frecuencia se le ha visto, que ha salido de su escondite donde estuvo tantos años que Eros estuvo prisionero y que ahora anda libre.

Hay quienes hoy día también se preguntan todavía ¿Donde se había metido Eros? ¿Dónde había permanencido? lo cierto es que no estaba prisionero, habia estado escondido, por los prejuicios de antaño, que decían que el erotismo hacía daño por muchas generaciones siempre fue un tabú.

Cada quien suele ir por su camino a veces llegan a coincidir y es entonces que se crea algo divino.

Cupido ha existido desde años en toda la tierra y ha existido en el corazón de todos los humanos…
Eros se encuentra en una cama, provocando guerras de dos cuerpos, cuando Cupido lo acompaña, es más que solo sexo, es fundir cuerpo y alma es más que solo compartir una cama… es hacer el amor, es acariciar el alma.