Los diferentes roles de la mujer en la sociedad


Ayer una señora cargaba su hijo pequeño. Vestía un traje de oficina y cargaba en el otro brazo una bolsa grande con un biberón y varios pañales para bebés. Se detuvo a comprar detergentes y utensilios de limpieza. Alguien le llamó a su celular y ella muy sonriente contaba que su bebé había dicho “Papá” y que lo llevaría a la casa cuna donde lo iría a recoger luego del trabajo.

 No había duda que le parecía un tremendo sacrificio tener que dejarlo, pero su sonrisa y tono de voz la hacían sonar orgullosa de ser madre. Me quedé mirándola caminar deprisa, hasta que subió a un carro público y me pregunté: ¿Cómo es que podemos hacer tanto…?
La mujer tiene la maravillosa tarea de dar vida, de traer seres humanos al mundo. Es una de las tantas cosas que hace a la mujer un ser indispensable para el desarrollo de la humanidad, sin embargo en la últimas décadas, hemos visto a una mujer que no solo se dedica a traer vida al mundo si no, que a su vez asume roles de gran importancia en la sociedad, demostrando con su inteligencia y disposición al trabajo, lo que puede hacer y puede hacerlo bien.

Muchas mujeres han tenido logros maravillosos, y es que si dar vida es un don casi inexplicable y milagroso, el de poder llevar varios roles es aún mas increíble y gratificante.

Primero ser hija implica en nuestras comunidades dominicanas, poder desenvolverse desde muy temprana edad cual ama de casa experta. Si es hermana, sobre todo de varones el reto sería aún mayor, pues para nadie es un secreto que la crianza masculina en nuestros países latinos no tiene tantas limitaciones y exigencias como para el sexo opuesto. 



Ser novia casi siempre viene de la mano con ser estudiante, y aún sigue siendo la hija…que debe obedecer a carta cabal las reglas de la casa. Cuando la joven se convierte en esposa y decide salir del hogar de sus padres, se convierte en la señora de la casa, dónde todo debe mantener en órden y a la hora esperada. Eso en esta época dónde la pareja debe colaborarse va acompañado de la mujer trabajadora, la profesional que quiere demostrar que puede hacer un excelente trabajo al igual que sus compañeros masculinos y lo logra, muchas veces hasta los supera en responsabilidad y astucia. La mayoría de las veces la mujer trabajadora que también es esposa, aún mantiene sueños y continúa siendo estudiante de la carrera que anhela finalizar. Tenemos una mujer que es esposa: Tiene su marido y su casa bajo control, es empleada: Cumple con las exigencias de su trabajo…y es estudiante: Visita la universidad para culminar una carrera.

Es un caso típico en nuestra sociedad, si hiciéramos una investigación, estadísticamente hablando, podríamos decir que un 78% de las mujeres jóvenes que se han casado, siguen sus estudios.
Pero la cosa no acaba aquí, porque llega el momento que ya sea planificado o no, que llegan los hijos, y es aquí cuando la mujer es aparte de la esposa, empleada y estudiante…la madre.

Momento perfecto donde la mujer recuerda que también es hija, porque siendo madre descubre algunas facetas que no tenía siempre presente. En cierto modo, valora más a su madre, porque entiende su significado y sacrificio. La mujer que debe lucir impecable para su esposo y entorno laboral, también debe estar cuidadosa con que en el hogar no le falte nada ni estén las cosas fuera de lugar. Sus hijos son su prioridad y si tiene que sacrificar algún otro rol por ellos, lo haría sin pensarlo dos veces y feliz de poder hacerlo.

La profesional debe velar porque su reputación laboral sea excelente y así servir de ejemplo para sus hijos y familiares. La esposa mantiene y cuida el buen nombre se su familia en la comunidad donde reside. La estudiante necesita tiempo para estudiar y organizarse pero casi siempre sus ratos libres son dedicados a las faenas del hogar y es improbable que logre calificaciones excelentes en las materias dadas, sin embargo la mujer se las arregla para que en todos sus roles esté el toquecito que la hará seguir hasta el final: El amor por los suyos.

Si acaso la mujer es por elección o malas jugadas del destino madre soltera, se suma el rol de padre a tantos roles que asume ya sin siquiera asimilarlo. Hay que estar orgullas de ser mujer, podemos mantener nuestro marido contento, la casa acomodada, los hijos sanos y bajo buenas costumbres, el trabajo entregado a tiempo al jefe y encima de todo lucir preciosas y arregladas. ¿Cómo podemos hacer tantas cosas a la vez? Cuando una amiga, hermana, vecina, hija, prima, cuñada, colega, o cualquier otra mujer, necesite una mano, no dudes en ayudarla. Si solas podemos hacer tanto, juntas y con un poco de solidaridad y menos rivalidad, haríamos el trabajo mucho mejor.

4 comentarios en “Los diferentes roles de la mujer en la sociedad

  1. Excelente manera de describir en parte lo que hace a diario la mujer, lo bueno que el mundo está cambiando y los jóvenes de hoy son más participativos con los que ha eres del hogar, creo que la generación pasada puso las cosas en su lugar y saco de la esclavitud hogareña a la mujer, reconozco que aún falta mucho, pero, ya se está avanzando, y nosotros somos quienes debemos ayudar en esto.

    Me gusta

  2. Excelente manera de describir en parte lo que hace a diario la mujer, lo bueno que el mundo está cambiando y los jóvenes de hoy son más participativos con los que haceres del hogar, creo que la generación pasada puso las cosas en su lugar y saco de la esclavitud hogareña a la mujer, reconozco que aún falta mucho, pero, ya se está avanzando, y nosotros somos quienes debemos ayudar en esto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s