Tan efímero y eterno

Me rebosé de ti…

Un día simplemente me sentí vacía y llena a la vez.

Vacía por tu ausencia y llena de recuerdos.

No supe qué hacer con tanto y con nada.

Mis días eran eternos y mis noches infinitas.

Quise darlo todo pero nunca estabas para recibirlo.

Quise ser tuya, pero era de nadie.

Te culpé de mi desdicha pero fui yo misma la que alimentaba falsas esperanzas.

Me aferré a tus promesas, me creí cada mentira.

Hasta olvidé que antes y después de ti la vida seguía siendo vida.

Estaba llena de ti, y no podía vivir contigo.

Amarte sin tenerte…Tenerte en cada suspiro.

Fuiste mi mayor ilusión, mi peor martirio.

Siempre y nunca.

Todo y nada.

Un Hola y un adiós que naufragaron por no decirse jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s