Carta a mi hijo

34560774_1920453681526560_7860416598429925376_n

 

 

Hijo voy a educarte para que seas un caballero…

Desde el momento que supe que era un hombrecito el que navegaba en mi vientre me hice una promesa: ¨Mi niño será un caballero¨. Es horrible como la imagen del hombre se ha ido deteriorando, las mujeres se han conformado con patanes, abusadores y holgazanes que ya no quieren esforzarse.

Pero tu mi amor, vas a luchar contra todos esos estereotipos de ¨macho¨ que sirven para hacer sufrir. Y cuando digo sufrir, no me refiero solo a nosotras las mujeres, ustedes mismos quedan atrapados en un montón de ideas absurdas.

Hombrecito de mi vida, quiero que sepas que no pasa nada si tienes ganas de llorar, deja correr las lágrimas hasta que te sientas mejor. Entiende que antes que un hombre, eres un ser humano repleto de emociones.

No voy a castigarte si disfrutas jugando con los juguetes de una amiguita o te gusta indagar en mis cosas. Eres un niño sin malicia que lo único que quiere es divertirse y lo que te entretenga está bien.

Voy a enseñarte a tratar a todos con el mismo valor que quieres que te traten. Vas a ser el pequeño que abre la puerta, se ofrece a cargar algo pesado, no tiene miedo a dar una rosa y ofrece su abrigo en tiempo de frío.

Mi amor, tener muchas chicas no te hace más hombre. Lo único que hará es que te pierdas entre tus sentimientos y llegue un momento en el que no diferencies el amor del placer. Ten cuidado porque puedes ser feliz un rato en la cama pero a los minutos sentirte muy solo.

Cariño, sé un hombre trabajador y lucha por tus sueños no por cumplir los de tu padre. Se vale que te esfuerces pero no te conviertas en el cajero de ninguna mujer por querer complacerle sus caprichos. Eres más de lo que traes en tu bolsillo, permite que te conozcan porque tu corazón es noble y tienes mucho para compartir.

Hijo no uses la violencia, nadie se merece la agresión, gánate el respeto porque el miedo cualquiera se lo gana. Aprende a contemplar a una dama, por el simple hecho de ser una mujer y protégela en caso de que se encuentre en peligro. Si estas muy enojado, no digas nada… el enojo a veces puede convertirte en un ser despiadado y cruel y decir cosas de las que luego te arrepientas.

Mi niño, no pasa nada si te pones el delantal No hay labores para un género, son obligaciones que hay que cumplir para mantener una casa y el trabajo en equipo funciona mejor. Una mujer no puede sola con tantas cosas… ayudarle te hace un hombre maravilloso y generoso. Sin embargo no permitas que nadie abuse de ti, cuando sientas que solo te utilizan, busca la puerta mas cercana. Date siempre a respetar.

Olvida esa idea de ser un hombre de verdad, porque la única verdad está debajo de tu felicidad y mientras no dañes a nadie haz lo que dicte tu corazón.

Con amor, tu mami…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s