Te toca avanzar…

5890bed015dca
Y Después de intentarlo tantas veces llegas a un punto donde todo deja importarte…..El café se enfría, empieza a llover y ya no sales corriendo a descolgar la ropa del tendedero, te alimentas simplemente para no morir de hambre, aquel libro que atesorabas y subrayabas sus bellas frases motivadoras, ahora lo usas para detener la puerta…
Lo cierto es que el tiempo pasa y muchas cosas van dejando de doler….
Las ilusiones se van apagando, la esperanza se muere y ya no quieres hablar del amor.
Vuelve el carnaval…
Otro cumpleaños…
Otro verano…
Otra navidad…
…y es que el tiempo no se detiene a esperar que te organices o que te decidas.
Y te das cuenta que tienes que volver a comenzar, que la vida no es un capricho, es como es y punto….
Te pesa cada herida, cada cicatriz  y hasta pareciera que con algunos recuerdos te hincan en el alma…
Entonces es cuando  meditando reconoces esos abrazos falsos,  el sexo sin amor, los malditos besos que te enamoraron y fueron tan hipócritas y aquellas hermosas sonrisas que solo estaban llenas de maldad…
Te toca superar las traiciones de los que una vez juraron amarte y protegerte…. te toca avanzar en compañía únicamente de tu propia sombra porque algunas lecciones en la vida te enseñan a no volver a confiar mas que en ti misma.
Te pesan los pies para caminar, los días parecen no tener sentido, se siente una muerte súbita del alma y las ilusiones parecen haber quedado plasmadas en una simple foto….
Sin embargo, hay que ser fuerte porque a pesar de todo eso, no todo esta perdido.
Algo muy en el fondo te dice que todo esto era necesario para que aprendas que la única persona que debes amar de forma incondicional es a ti misma…
Anuncios

Las palabras

descarga (3)

Hasta que un día nos damos cuenta que la vida son conversaciones, palabras, párrafos verbales que escupimos sin piedad… la vida son palabras, aquellas que dijimos sin pensar, otras que nunca nos atrevimos a expresar y otras que preferimos borrar de la memoria.

Esas palabras que en realidad son letras que escribimos en el alma, con esa tinta imborrable que nos deja el tiempo.

Palabras que nos dieron calma, otras nos quitaron las ganas de vivir… que imaginamos decir, o que tuvimos pánico de alguna vez escuchar.

La vida nos convierte en esos mensajeros impertinentes con esas palabras trabadas en la garganta, que nunca podemos entregar al verdadero emisor de nuestros sentimientos. y qué hay de esas pequeñas puñaladas que sentimos cuando nos dicen aquello cuanto no queremos nunca escuchar?

Todo lo que sentimos y no pudimos decir tiene un enemigo oculto y se llama el orgullo, pues nos corrompe lo bonito que del mensaje final y terminamos diciendo algo totalmente distinto… acabamos matando nuestra propia idea, nuestra esencia… y de paso vamos muriendo con ella.

Un día despiertas y te fijas que las palabras son la base de tus acciones. Que todo lo que dices, aunque sea falso lo acabas creyendo y que lo mejor que nos puede suceder es poder escuchar cosas bonitas de la persona que amamos.

Entonces ese día que aprendemos esa lección, ya hemos escuchado tanto que ha dolido por montones y hemos dicho tanto que ha derrumbado sueños de concreto, que aprendemos a guardar silencio… a sellar la boca cuando algo nos tortura el corazón y nos hace perder la cordura, lo irónico de todo esto es que cuando aprendemos a callar ya hemos dicho demasiado… y somos un grito que calla lo que debimos decir desde un principio.

Mis Monstruos Internos

22279571_10155639494746000_6119300757339053740_n

En el mundo que vivimos, todos somos unas bestias, algunas domesticadas, otras simplemente seguimos siendo salvajes. Preferimos ser libres y nos negamos a pertenecer a la esclavitud comercial  y de doble moral que afecta tanto al mundo.

Este es un mundo lleno de realidades que todos prefieren ignorar, es más bonito aparentar y fingir que todo está bien, que enfrentar la realidad y sentirnos fracasados dejándonos hundir por el fango de la decepción y el dolor que nos causa sabernos traicionados por la persona que amamos.

Todo sucede cual mundo paralelo, las fantasías para algunos, suelen ser su realidad… y en este nuevo libro hablaremos de cosas que nadie se atreve a decir. Sacaremos esos monstruos que tenemos dentro… Durante la lectura podrás reconocer tus propios monstruos, y descubrirás en cuales situaciones de tu  vida ha tenido participación.

Mis Monstruos Internos… Muy pronto disponible!

 

¿Sabías que originalmente los zapatos de tacón fueron creados para ser calzados por hombres?

Sabías-que-originalmente-los-zapatos-de-tacón-fueron-creados-para-ser-calzados-por-hombres

Hoy en día los zapatos de tacón están reservados, prácticamente, para el uso exclusivo de las mujeres (evidentemente, con la excepción de aquellos hombres a los que les guste calzarlos o los lleven al travestirse de mujer). Los profesionales del calzado insisten en remarcar que no es lo mismo un ‘zapato de tacón’ que un ‘zapato con talón alto’, siendo esto último lo que suelen llevar algunos calzados masculinos (sobre todo en botas camperas).

Pero a pesar de la feminización del zapato de tacón (que se ha convertido incluso en todo un fetiche erótico), cabe destacar que en su origen (en el siglo XVI) este tipo de zapatos fue inventado para ser calzados exclusivamente por hombres.

Pero su uso no se concibió como algo estético sino por motivos estratégicos…

El sah de Persia, Abbās I el Grande, consiguió crear uno de los ejércitos más eficaces y modernos de su tiempo. En plena época de conquista de Oriente Próximo que lo enfrentó al poderoso Imperio Otomano, el ejército persa dotó a sus jinetes de unos zapatos con tacón, los cuales les permitía agarrarse a los estribos del caballo y poder disparar con mayor precisión y soltura.

Por aquel entonces, y gracias a la reforma realizada, los soldados persas comenzaron a usar mosquetes y dejaron a un lado los arcos y las flechas. El hecho de llevar zapatos de tacón les procuraba estabilidad mientras galopaban y poder hacer uso de sus armas al mismo tiempo.

El aventurero inglés Robert Shirley, quien se ocupó de asesorar en temas militares al sah, fue enviado por éste a una gira europea con la intención de cerrar acuerdos entre Persia y otros estados del continente con quienes unirse y hacer frente común contra los otomanos.

Así fue como Shirley visitó Inglaterra, Francia, Italia y España en busca de aliados de la nueva potencia persa y llegó a conocimientos de estos países el uso del zapato de tacón en los jinetes, importándose la táctica en algunos de los ejércitos europeos.

Sabías-que-originalmente-los-zapatos-de-tacón-fueron-creados-para-ser-calzados-por-hombres--620x413

Pasó muy poco tiempo para que muchos de esos jinetes que comenzaron a usar ese tipo de zapato en Europa lo utilizasen también para asistir a recepciones en la Corte, convirtiéndose en apenas una década (principios del siglo XVII) en un calzado que se puso de moda entre la aristocracia (aunque nada tuvieran que ver sus miembros con el ejército o la equitación).

Las Cortes que más promovieron el zapato de tacón entre sus miembros fue la francesa (con el rey Luis XIV usándolos) y la inglesa (Carlos II fue coronado calzándolos).

En cuestión de medio siglo ya se había incluso legislado sobre el tipo de tacón permitido, el color de los mismos e incluso se limitó el uso de según qué modelos para ser calzados únicamente por la aristocracia.

Hacia finales del siglo XVII ya eran bastantes las mujeres que trataban de imitar las modas masculinas y que calzaban zapatos de tacón, algo que coincidió con un cambio en las tendencias de moda entre los hombres de la época que comenzaron a usar ropas y zapatos más cómodos (era el inicio del periodo conocido como movimiento intelectual de la Ilustración).

Sin embargo las mujeres siguieron utilizando ese calzado y adaptándolo progresivamente a su estética. Hubo algún que otro altibajo en su uso a lo largo de la Historia, pero definitivamente se impuso su uso (única y exclusivamente entre las mujeres) hacia mediados del siglo XIX.

Cabe destacar que, erróneamente, algunas fuentes indican que el zapato de tacón fue inventado por los egipcios en el año 3500 a.C., pero el calzado al que se refieren realmente no llevaban un tacón alto sino que eran unos zapatos de ‘plataforma’ o ‘alzas’ (con la misma altura por delante y por detrás), mientras que, únicamente, debe considerarse tacón a la pieza unida a la suela del zapato por la parte que corresponde al talón.