¿Tolerancia cero?

 

images.jpg
Necesitamos predicar trasigencia

En publicaciones con cierta relevancia,(algunas no tan relevantes) independientemente del tema que trate, a veces me detengo simplemente a leer los comentarios. Es una mezcla de diversión y preocupación:

Divertido porque me da mucha risa ver a una persona insultar a otra simplemente porque no opina igual  o no le da la razón en determinados planteamientos.

Preocupante porque esa es la tendencia de nuestra sociedad, el irrespeto y la violencia sobre todo. Creo que nos estamos tomando muy a pecho las redes sociales, que queremos imponernos, demostrar cosas que a lo mejor ni son como pensamos.

Algunas veces del debate salimos aprendiendo algo que no sabíamos, pero si nos encerramos en una idea, ofendemos a todo el que se oponga a ella y maltratamos verbalmente a cualquiera que se interponga en nuestro camino, estamos cometiendo un grave error.

Vamos a detenernos a escuchar, puede que sí que tengas la razón pero igual la otra persona tiene derecho a expresarse y las redes son para eso.

Me atrevo a citar un ejemplo, digamos en la red social youtube: Los videos de un nuevo artista. Viene alguien y le felicita por su trabajo y le desea muchos éxitos y el que viene detrás dice: “Pero qué hipócrita eres, bien sabes que esa mierda no sirve!”; entonces ahí empiezan los dimes y diretes… y fuerte se arma cuando el mismo artista se defiende y empieza a insultar al que no acepta su video como algo excelente.

El problema se basa en opinar acusando a otra persona, en vez de limitarnos a dar nuestro punto de vista y ya.

No creo que todos van a estar de acuerdo contigo siempre, incluso las personas que más te aprecian tienen derecho a opinar en contra tuya, si no comparten el mismo parecer y eso no significa que no te aprecien. ¡Es libertad de expresión!

Estamos en la era digital, donde muchos carecen de afecto porque la mayoría está pendiente a un aparato y sus notificaciones de las redes sociales… creo que debemos entender el mensaje que esto nos ofrece de forma indirecta.

Mi humilde sugerencia es que tratemos de ser tolerantes, o al menos no tomemos la cosa tan personal.

#Sumanifica

Rivalidad inerte

descarga
Laura Castellanos

A propósito de la  foto que la hermosa comunicadora Laura Castellanos nos compartió desde su cuenta de instagram, quiero agregar algunas ideas que desde el momento que leí el texto de quien la cuestionaba por dicha publicación, no se han querido ir de mi cabeza.

Sobre todo me indigna y a la vez me confunde saber que vivimos en un país donde se aplauden las chapas que vibran pero se juzgan unos senos que amamantan bebés.

A muchos le parece extraño que se trate de una mujer, pues eso es lo que menos sorprende. Aquí las mujeres nos atacamos de una forma ridícula y hasta penosa, digo “nos” incluyéndome porque pertenezco a esta sociedad, aunque no formo parte de ese circo.

Sin embargo he visto como las mujeres opinan sobre otras cuando las ven escalar un poco más en sus roles profesionales. En caso que no puedan cuestionarle su trabajo, le critican la figura o el marido. La cosa es que algo deben decir negativo para que esa imagen se empañe y entonces ellas poder sentir que su mediocridad no está sola, al escuchar a personas corroborarles sus estúpidos planteamientos.

He vivido en carne propia tal situación, pues una persona que escribe lo que piensa de ti en su muro de facebook de forma despectiva y nunca te lo ha dicho de frente, ni te regala un consejo, no puede tenerte ni medio gramo de estima. Entonces de mala manera tuve que aprender que las mujeres aquí nos metemos el pie, incluso cuando somos familias.

Nos apedreamos y si no podemos dañarte en tu área profesional, te manchamos la reputación de alguna manera y si eso no funciona pues te conquistamos el marido para al menos darnos el gusto de que tu vida no sea tan perfecta o que no sea mejor que la mía.

Da pena y parece un mal chiste, saber que un país donde estamos luchando contra la violencia a la mujer, nos distanciemos de esa manera y seamos tan tontas que le demos la fuerza que necesita todo lo que nos debilita para crecer.

Necesitamos aprender a valorar a otras mujeres para poder ser valoradas nosotras. No te resta nada reconocer el trabajo de otra mujer igual que tú. Admitir que tiene bonita figura y no por eso tiene que ser una promiscua, que puede amar a su pareja y tener éxito en su objetivo laboral si se lo propone; solo te engrandece y también te ayuda a crecer porque si una mujer puede llegar, es mayor la probabilidad de que tu también llegues.

No entiendo la rivalidad inexplicable entre nuestras mujeres… eso nos debilita, nos dificulta el camino, nos quita poder.

Nos quejamos de maltratos, de discriminación, de tantas cosas que realmente pudiéramos controlar si nos unimos más, si dejamos la envidia y empezamos la lucha. Si nos damos la mano y nos solidarizamos unas con otras.

Usemos la inteligencia para algo mejor que hacernos daño.

#Sumanifica