La pluma rota

Se te rompió la pluma con la que escribiste mi nombre… Estabas tan seguro y decidido que utilizaste una tinta permanente, de esas que aunque llueva o vengan mil tormentas nunca podrían borrarse… Ahora dices que se ha roto la pluma y no se puede terminar la historia que empezaste a escribir, y yo decido dejarte ir… Porque de todos modos sigue ahí escrito mi nombre y cada vez que escribas encima con plumas de mala calidad, en tu apuro por ocultar el mío , vendrá el tiempo tan sabio y mostrará la verdad con la que está tatuada tu piel…. Y entonces buscaras mil formas de reparar la pluma que rompiste una vez lleno de rabia y por una tontería… Pero tal vez para ese entonces ya tenga en mis manos otra pluma y cuando llegues justamente esté colocando el punto en la “i” a la palabra “fin”.

Mi #frase de hoy: 

¿Acaso no te ha pasado? Que estás con alguien y no necesitas esconder nada sobre ti… Que pareciera que esa persona te hace sentir tan perfecta que empiezas a amar cada estupidez que dices y cada locura que hagas. Esta frase es una inspiración sobre ese sentimiento que es tan extraño pero hermoso a la vez. 

Cuando alguien te haga sentir así. Sea un amigo, un amante o una bonita amistad de siempre, no lo arruines… Porque es de las pocas cosas valiosas que tienes en la vida.  

Un atraco insuperable

images
El Nicky nunca imaginó que el destino le jugaría tan sucio

La mujer camina apresurada  hacia su casa luego de bajar del autobús de transporte público. Su teléfono suena de forma insistente y aunque estuvo evitando responderlo antes de llegar a casa, lo toma desde dentro de su cartera y responde: -Aló, Tito. Ya yo voy llegando mijo no me llame tanto que tu sabes cómo está la calle de peligrosa. Ya estoy a dos esquinas de la casa, cual es el desespero? –Cuelga el teléfono y escucha detrás como una motocicleta se detiene despacio detrás de ella.

Su corazón se acelera y ella trata de caminar más deprisa pero una voz la detiene:

Párate o te vuelo la cabeza, perra!

Ella se detiene, temerosa de voltear aprieta los ojos y dice: -Toma mi cartera, lo que tú quieras pero déjame ir. Sus manos se veían cansadas por los años y tantos quehaceres domésticos que debía hacer en la casa donde laboraba como enfermera de un adinerado señor, que ya no contaba con la salud ni la edad para valerse por sí mismo.

Uno de los dos antisociales le arrebata la cartera y ella instintivamente, pensando que ya podía marcharse, emprende la huida…sin embargo es alcanzada por un impacto de bala y mientras cae al suelo perdiendo el conocimiento escucha una voz que grita: -¡¿Cuando te dije que te fuera, maldita?!

Diablo manito la matate, coño! –Exclamó quien conducía la moto

Dicen que uno es malo pero mira a ella nadie le dijo que se fuera, ponen a uno bruto bro.

El motor arranca con los dos individuos  a bordo, eran dos adictos a las drogas, ambos menores de 20 años y sin ningún tipo de ambición en la vida. Sobrevivir en la selva de concreto era la única meta, y conseguir lo necesario para su dosis diaria de drogas y comida.

Sus nombres eran Freddy  alias La Cobra y Nicolás pero a quien todos llamaban El Nicky. Este último se había criado prácticamente en la calle, se deprimía al recordar su infancia pues su madre lo había dejado con una comadre llamada Delia para ir a trabajar a la capital y esta se lo había llevado para San Cristobal, sin comunicarse con su madre y allí permitió que su marido abusara de él de todas las formas posibles. Siempre se preguntó si su madre hubiera permitido aquel maltrato tan terrible y si realmente lo había dejado por trabajo. Habia muchas preguntas en su cabeza. A los doce años el decidió abandonar la escuela y vivir en la calle junto a otros niños que habían tomado la misma decisión que él. Su rabia y dolor solo parecía aumentar con el tiempo, odiaba ver como algunos tenían familia, como celebraban el día de las madres y él, siempre luchando para sobrevivir en un mundo lleno de mentiras y de gente falsa, donde solo las drogas parecían hacerlo sentir importante.

En la noche después de tanto rodar buscando victimas para sus atracos, se sientan en el balcón de la pensión donde viven.

Prende un tabaco, bro. –Dice Nicky mientras empieza a revisar la cartera que horas antes había ido a esconder para seguir la ruta de robos en las calles. Abre la cartera y encuentra muchos disparates. “pura mierda” susurra mientras Freddy enrola el tabaco de mariguana sentado a su vera.

En el monedero había 350 pesos, un dólar viejo y doblado y un sobre doblado con un papel dentro color amarillo. Le sorprende ver en la cedula de identidad que la señora que habían ultimado ese día llevaba su mismo apellido. Siente una extraña curiosidad.

El abre el papel amarillo que contenía el sobre  y empieza a leer: “ Comadre, supe que usted está enferma pero no sabía su paradero hasta que hablé con Norma y me dijo que usted se mudó a San Cristobal. He ido dos veces allá pero no tengo la dirección y parece que nadie la conoce a usted. Usted debió decirme, yo estoy muy dolida, mi muchachito tenía seis años cuando yo se lo dejé ahora mismo debe tener casi 18, en la escuela me dijeron que solo hizo el tercero allá y después usted se lo llevo nadie supo decirme nada ya son doce años de sufrimientos buscando mi niño y usted me lo robó, Delia. Porque me hizo eso si éramos como hermanas. No fui a la policía porque sé que en el fondo usted me hizo un favor cuando Claudio y yo nos dejamos no tenia para comer y me vine a la capital a trabajar pero yo quería volver a buscar a mi Nicolasito. Cuando Norma le entregue este papel llámeme de una vez al número que dice el sobre yo no he vuelto a ser gente después que deje mi muchachito botao. Llámeme que no quiero hacerle daño a usted solo quiero saber de mi hijo”

Freddy notó que Nicky lloraba, y lo miró detenidamente sintiendose un poco asustado. Nunca lo había visto así.

Fueron a dormir sin hablar del asunto, en el fondo sentía cierto temor de preguntar pues Nicky era demasiado orgulloso y por cualquier cosa explotaba.

Al amanecer un fuerte sonido despierta la mayoría de los inquilinos del pequeño edificio. Freddy salió corriendo con la mano en la cabeza y exclamaba: ¡Dios mio Nicky se pegó un tiro! ¡Ay Dios mio se mató el bro!

 

Buscando marido millonario 

 
Hermosa chica buscaba un marido millonario y recibió una respuesta increíble

Como si se tratara de una oferta de trabajo, una joven neoyorkina muy llamativa publicó un anuncio en un importante diario estadounidense, solicitando un marido millonario que ganase lo suficiente para poder brindarle todas las comodidades. Y ella se ofreció, destacando sus cualidades: “hermosa”, “inteligente” y “con clase”.

 El aviso fue el siguiente:

“Soy una chica hermosa (yo diría que muy hermosa) de 25 años, bien formada y tengo clase. Quiero casarme con alguien que gane como mínimo medio millón de dólares al año.

¿Tienen en este portal algún hombre que gane 500.000 dólares o más? Quizás las esposas de los que ganen eso me puedan dar algunos consejos.

Estuve de novia con hombres que ganan de 200 a 250 mil, pero no puedo pasar de eso, y 250 mil no me van a hacer vivir en el Central Park West.

Conozco a una mujer, de mi clase de yoga, que se casó con un banquero y vive en Tribeca, y ella no es tan bonita como yo, ni es inteligente.
Entonces, ¿qué es lo que ella hizo y yo no hice? ¿Cómo puedo llegar al nivel de ella?

Rafaela S.” 

La respuesta no tardó en llegar, y fue con sorpresa: quien le contestó fue, en efecto, un millonario interesado, pero probablemente no de la manera en que ella lo esperaba. Con gran audacia, el hombre utilizó sus conocimientos de negocios para ofrecerle a la mujer un trato que, según él, les convendría más a ambos.

Aquí, su carta:

 “Leí su consulta con gran interés, pensé cuidadosamente en su caso e hice un análisis de la situación. Primeramente, no estoy haciéndole perder tiempo, pues gano más de 500 mil por año.

Aclarado esto, considero los hechos de la siguiente forma: Lo que Ud. ofrece, visto desde la perspectiva de un hombre como el que Ud. busca, es simplemente un pésimo negocio.
He aquí los por qué: Dejando los rodeos de lado, lo que Ud. propone es un simple negocio: Ud. pone la belleza física y yo pongo el dinero.
Propuesta clara, sin recovecos. Sin embargo existe un problema. Con seguridad, su belleza va a decaer, y un día va a terminar, y lo más probable es que mi dinero continúe creciendo.

Así, en términos económicos, Ud. es un activo que sufre depreciación y yo soy un activo que rinde dividendos. Ud. no sólo sufre depreciación, sino que, como asta es progresiva, ¡aumenta siempre!

Aclarando más, Ud. tiene hoy 25 años y va a continuar siendo linda durante los próximos 5 a 10 años; pero siempre un poco menos cada año, y de repente, si se compara con una foto de hoy, verá que ya estará envejecida.

Esto quiere decir, que Ud. está hoy en “alza”, en la época ideal de ser vendida, no de ser comprada.

Usando el lenguaje de Wall Street, quien la tiene hoy la debe de tener en “trading position” (posición para comercializar) , y no en “buy and hold” ( compre y retenga ), que es para lo que Ud. se ofrece.

Por lo tanto, todavía en términos comerciales, el casamiento (que es un “buy and hold”) con Ud. no es un buen negocio a mediano o largo plazo, pero alquilarla puede ser en términos comerciales un negocio razonable que podemos meditar y discutir usted y yo.

Yo pienso que mediante certificación de cuán “bien formada, con clase y maravillosamente linda” es, yo, probable futuro locatario de esa “máquina”, quiero lo que es de práctica habitual: Hacer una prueba, o sea un “test drive…” para concretar la operación.

En resumidas cuentas: como comprarla es un mal negocio, por su devaluación creciente, le propongo alquilarla por el tiempo en que el material esté en buen uso. Esperando noticias suyas, me despido cordialmente.

Atentamente: Un millonario que por eso es millonario”.

Fuente: Yahoo blogs

El amor

“No somos víctimas, el amor es quien muere y nosotros quedamos vivos intentando entender por qué ha muerto mientras todavía tenemos el puñal en las manos todo ensangrentado… Luego de haber dado tantas estocadas donde sabemos que es difícil que logre sobrevivir y todavía queremos preguntar el motivo de su agonizante situación… El amor no nos necesita, somos nosotros quienes anhelamos tenerlo con una obsesión loca e inexplicable sin embargo al tenerlo ya no pensamos igual y le damos poca importancia y pensamos que siempre estará ahí como idiota esperando las migajas que le queramos dar…. El amor existe cuando tú existes, pero si tú no eres real no pidas que alguien te ame… Pues si lo que aman de ti es una mentira, al quedar descubierta ya no habrá nada qué hacer pues lo que mantenía viva esa ilusión era solo una fantasía temporal. Pienso que definitivamente el amor existe, ¿o acaso se trata de un espejismo que nos devuelve la vida cuando nada parecía tener sentido?”